Norte de España

Casas rurales en Cantabria para disfrutar lo mejor del norte

La historia, el arte, la gastronomía y unos paisajes de ensueño se reúnen en Cantabria para dar la bienvenida al viajero. Es de las comunidades españolas más pequeñas, pero en su territorio hay mucho para conocer, desde cuevas prehistóricas y montañas escarpadas hasta preciosos acantilados y playas agrestes.

A nuestro encuentro saldrán las más pintorescas casas rurales de Cantabria, donde el silencio de la naturaleza te ayudará a olvidar las preocupaciones de la cotidianeidad.

Situada en la cornisa cantábrica, literalmente entre el mar y las montañas, esta tierra es un paraíso natural que te dejará con ganas de volver una y otra vez.

Hacia el sur, los Picos de Europa en la cordillera cantábrica ofrecen a los más aventureros una gran cantidad de actividades de senderismo y montaña, a la vez que rincones con mucho encanto y aldeas medievales a quienes busquen un poco más de tranquilidad en su viaje.

Hacia el norte, el mar te recibirá con toda la fuerza del Atlántico pero te regalará refrescantes momentos en la playa y los paisajes más espectaculares desde sus acantilados.

Flor Vallejo

Española por adopción, Flor se ha encargado de recorrer cada rincón de este país que tan bien la ha recibido. Cantabria se ha colado en su corazón con su mezcla de mar azul y verdes montañas, su exquisita gastronomía y la calidez de su gente. Un roadtrip por caminos rurales cántabros llenos de historias y naturaleza ha sido muchas veces su plan para desconectar de la rutina. Puedes seguir sus aventuras por España y el mundo en su blog Ruta del Mate.
Ruta del Mate

Una casa rural en Cantabria para desconectar

1/3

El viaje por Cantabria empieza a tan solo 5 km de San Vicente de la Barquera, en una finca de 3.000 m². La tranquilidad y la naturaleza no son las únicas protagonistas aquí, también lo serás tú. En cualquiera de las casas y apartamentos con las que cuenta el Molino de Bonaco, disfrutarás de la comodidad de los sillones al calor de la chimenea de leña, de un especial desayuno en los porches y terrazas y de las vistas a la pradera.

Los senderos, entre rosales y hortensias, te llevarán de paseo hasta la orilla del río Escudo donde hay bancos para sentarte junto al sonido del agua. Más allá, una pequeña aunque cautivadora cascada te saldrá al paso. En otro rincón de la finca, te sorprenderá un precioso bosque de bambú. Y a la sombra de los árboles, podrás descansar en alguna de sus hamacas. En las casas rurales de Cantabria y, en particular, en el Molino de Bonaco, la desconexión está asegurada.

El Molino de Bonaco

San Vicente de la Barquera
8.8 Excelente (17 Opiniones)

Hotel boutique rural en un pueblo medieval

1/3

Continuamos con el viaje, pero esta vez en el tiempo, al siglo XV. Nada más entrar en el Hotel Casa del Marqués sentirás que los segundos transcurren lentos y podrás refugiarte en cada estancia como si fuera tu propia casa. Desde saborear un café recién preparado a la hora del desayuno, una infusión en la terraza del jardín rodeado de bellas flores o hasta un gin tonic en su lounge bar. Pero donde tendrás un reconfortante sueño es en sus habitaciones espaciosas y cuidadosamente decoradas con muebles de época.

Entre tanta elegancia, lujo y comodidad, quizás no te parezca la típica casa rural de Cantabria con la que estabas esperando encontrarte. Sin embargo, tanto el pueblo medieval de Santillana del Mar en el que se sitúa como las suaves praderas de sus alrededores te demostrarán lo contrario. Si desde la casa caminas 5 minutos en cualquier dirección, en seguida te deleitarás con el campo y un paisaje verde sin igual.

Hotel Casa del Marqués

Entre los mejor valorados
Santillana del Mar
9.1 Excelente (957 Opiniones)

El tiempo se detiene en esta casa rural de Cantabria

1/3

La Casona Las Cinco Calderas es una construcción del siglo XVII que se encuentra al otro lado de la Bahía de Santander. Podrás apreciar la carga histórica de este lugar en el escudo de su fachada y en las vigas de madera en el interior. Actualmente, convive con un mobiliario moderno que presume de un encanto rústico. En su salón podrás sentarte a leer un libro o simplemente disfrutar de un café bien caliente, mientras que el verde de las praderas se escabulle ante ti.

Tras un recargado y enérgico desayuno en el porche, hay muchas actividades para realizar en los alrededores de la finca. María, la dueña de esta casa rural de Cantabria, es amante de los animales e incluso ha creado una escuela hípica en su establecimiento. Así, tendrás la oportunidad de dar un paseo a caballo bordeando los acantilados hasta las playas más cercanas.

Casona Las Cinco Calderas

Ribamontán al Mar
8.3 Muy bueno (81 Opiniones)

No hay nada como sentirse en casa

1/2

Antes de adentrarnos en las montañas, nos despediremos del mar en el Hotel Posada Casona de la Ventilla, a pocos kilómetros de Laredo y las playas. Uno de sus principales atractivos, para un día caluroso, es su piscina al aire libre en una extensa zona ajardinada. ¡Ideal para un chapuzón refrescante!

En el interior de la casa también lo pasarás de lujo. Sus ambientes son acogedores y en la soledad del entorno en el que se encuentra podrás descansar profundamente. Las habitaciones son coloridas a la vez que elegantes, algunas de ellas abuhardilladas y todas ellas con vistas. Es toda una sensación de comodidad que te invade y hace que te sientas como en tu propio hogar.

Hotel Posada Casona De La Ventilla

Entre los mejor valorados
Laredo
8.5 Excelente (220 Opiniones)

Descubre todo el encanto de los Picos de Europa

1/3

En pleno corazón de los Picos de Europa, a tan solo 5 km de Potes, se encuentra la Posada la Casa de Frama, una acogedora casa rural de Cantabria. Te recibirá calurosamente Alberto, su dueño, quien hará todo lo posible porque te sientas como en casa, ¡y mejor! Tiene seis habitaciones abuhardilladas con una decoración rústica y por la ventana asomarán los más bellos paisajes montañosos.

El jardín se puede disfrutar en cualquier época del año. No hay más que sentarse en sus sillones de campo acompañado de un té y disfrutar del aire puro que se entremezcla con el olor de las flores silvestres y del encinar que hay en la finca. Descubre también su biblioteca, un espacio para la lectura e, incluso, algo de diversión, porque disponen de juegos de mesa que harán que tu estancia sea aún más agradable.

Posada la Casa de Frama

Entre los mejor valorados
Potes
8.6 Excelente (233 Opiniones)