El mundo como lo conocemos fue concebido en un hotel