España

Qué ver en Toledo: 15 cosas que no te puedes perder

Hay mucho que hacer y que ver en Toledo, pero hemos hecho una selección con los 15 “must” que no debes perderte en tu próxima escapada. ¡Apunta!

Conocida como la “Ciudad de las Tres Culturas”, Toledo guarda entre sus calles un gran número de tesoros procedentes del legado de las tres principales culturas que han habitado en ella a lo largo de su historia: la judía, la musulmana y la cristiana. Esto, sumado a su privilegiada posición geográfica, en un espectacular meandro del río Tajo, la convierten en una de las ciudades más bonitas de nuestro país. David Espada, autor de Sitios de España, conoce Toledo como nadie y, de su mano, vamos a descubrir los lugares más increíbles.

1. Amanecer con vistas a la ciudad

Como decíamos, Toledo se encuentra ubicada en un entorno privilegiado. Su casco histórico se sitúa en la ladera de una colina que se levanta sobre el Tajo, dando lugar a una estampa única. La mejor forma de disfrutarla es desde la colina situada en la orilla opuesta al río, desde la que pueden contemplarse unas fantásticas vistas de la ciudad.

Parador de Toledo

Entre los mejor valorados
Toledo, 1 km de: Alcázar
8.7 Excelente (1794 Opiniones)
Excelente Limpieza 9.1 / 10
Ver precios

Parador de Toledo

Entre los mejor valorados
Toledo
8.7 Excelente (1794 Opiniones)

2. Admirar con calma la Catedral Primada

La Catedral Primada de Santa María es el monumento más importante y representativo de la ciudad, además de una de las catedrales más bonitas de España. Es de estilo gótico y en su interior guarda una exquisita decoración.

Uno de sus puntos más bellos es el Transparente, una sublime obra de arquitectura en la que se creó un gran orificio en una de las bóvedas de la girola para que los rayos de sol llegasen hasta su Altar Mayor. Te recomendamos disfrutar de ella con calma, saboreando cada uno de sus rincones. Tanto en el interior como en el exterior, donde también podrás disfrutar de su preciosa arquitectura y decoración.

3. Cruzar el puente de Alcántara

El puente de Alcántara es uno de los puentes que históricamente han servido de entrada a la ciudad, cruzando el río Tajo. En él se mezclan partes de las construcciones y remodelaciones que ha ido sufriendo a lo largo de su historia. En uno de sus extremos se encuentra la Puerta de Alcántara, de origen árabe. En el lado opuesto, conserva una torre mudéjar que fue reformada por Alfonso X y, posteriormente, por los Reyes Católicos. Así que, ya sabes, no dejes de cruzarlo y atravesar sus dos puertas para observar todos sus detalles.

4. Caminar por la plaza de Zocodover

La plaza de Zocodover es uno de los centros neurálgicos de la ciudad. Un lugar ideal para tomarse un respiro durante la visita a Toledo y desde donde parten un gran número de rutas que recorren su casco histórico. Se trata de una plaza porticada que debe su aspecto actual a la gran reforma que sufrió a mediados del siglo XIX.

5. Perderte recorriendo los cobertizos

Los cobertizos son una de las zonas más mágicas de Toledo. Se trata de una serie de estrechos callejones empedrados en los que los edificios de ambos lados se unen creando una serie de túneles llenos de encanto y misterio. Dos de los más conocidos (y que no debes perderte) son el Cobertizo de Santo Domingo el Real y el de San Pedro Mártir. Además, recorriéndolos podrás conocer y visitar varios conventos e iglesias.

6. Visitar el convento de San Juan de los Reyes

Este espectacular convento fue mandado a construir por los Reyes Católicos en 1476 y es otro de los monumentos más importantes de Toledo, además de una de las obras maestras del estilo gótico hispano-flamenco en España. Una de sus partes más bonitas es su precioso claustro, exquisitamente decorado.

7. Conocer la historia de España en el Alcázar

El Alcázar de Toledo es uno de los principales monumentos de la ciudad. Fue Carlos V quien mandó construir esta espectacular fortaleza rectangular que se levanta en el punto más elevado de Toledo. Durante la Guerra Civil fue destruido casi en su totalidad y reconstruido a partir de 1940. Actualmente alberga el Museo del Ejército y la Biblioteca de Castilla-La Mancha. ¡El Parador de Toledo está a tan solo 15 minutos en coche de esta maravilla!

8. Acercarte a la cultura judía en Santa María la Blanca

Santa María la Blanca fue la Sinagoga Mayor de Toledo. Su excelente estado de conservación hace que, hoy en día, podamos disfrutar de ella tal y como se creó hace siglos. Es uno de los iconos de la ciudad y uno de sus monumentos más bellos, un básico si buscas qué ver en Toledo. Te recomendamos entrar en ella para comprobarlo y respirar la paz que flota entre sus arcos.

9. Saborear el cochifrito y las carcamusas

Tu visita no estará completa si no pruebas los platos más típicos de la gastronomía toledana. Su cocina, al igual que la ciudad, se ve influenciada por las tres culturas que en ella han habitado, dando lugar a platos como la perdiz estofada, la carcamusa, el cochifrito, el arroz a la toledana y el cocido “tres vuelcos”. ¿Y de postre? ¡No debes irte sin probar su famoso mazapán!

10. Atravesar la Puerta de Bisagra

La Puerta de Bisagra es otro de los iconos que ver en Toledo. Una puerta monumental de procedencia árabe y remodelada en el siglo XVI bajo los reinados de Carlos V y Felipe II. Consta de dos grandes cuerpos de altos muros que se unen formando un patio de armas. ¡Tomarás la foto perfecta para el recuerdo!

11. Asombrarse con el arte islámico de la Mezquita

La Mezquita del Cristo de la Luz es, sin ninguna duda, una de las obras maestras del arte hispano-musulmán de España. Una verdadera joya que, pese a las remodelaciones sufridas a lo largo de su historia, mantiene intacta la esencia y belleza del arte mudéjar. Un pequeño templo que no debes pasar por alto durante tu visita, ¡te asombrará!

12. Respirar arte en el Museo del Greco

El famoso pintor griego Doménikos Theotokópoulos, El Greco, eligió la ciudad de Toledo para pasar gran parte de su vida. Durante esa época, pintó muchas de sus grandes obras, dejando un gran legado en la ciudad. Parte de éstas se pueden ver en el Museo del Greco, donde comparten espacio con obras de otros importantes artistas.

13. Contemplar el Entierro del Conde de Orgaz

Además de en el propio Museo del Greco, también pueden encontrarse obras del artista en varios lugares de la ciudad. Uno de ellos es la sacristía de la Catedral Primada, donde podrás ver “El expolio”. Otro de esos lugares es la Iglesia de Santo Tomé, donde se encuentra una de las obras más importantes de El Greco, “El entierro del conde de Orgaz”, lo que convierte a este templo en un lugar de visita obligada que ver en Toledo.

14. Lanzarte por la tirolina más larga de Europa

Pues sí, la tirolina urbana más larga de Europa se encuentra en Toledo. Está situada junto al puente de San Martín, sobre el río Tajo, uniendo sus dos orillas. Tiene una longitud de 180 metros y pueden llegar a alcanzarse los 30 km/hora. ¿Te atreverás a probarla?

15. Volver a Toledo durante el Corpus Christi

Estamos seguros de que Toledo te enamorará y te quedarás con ganas de volver. Sin duda, uno de los mejores momentos para hacerlo es coincidiendo con su fiesta más emblemática, el Corpus Christi. Durante su celebración, sus calles se engalanan haciendo la ciudad más bella aún. La fecha en la que tiene lugar varía cada año, celebrándose 60 días después del Domingo de Resurrección.

Sitios de España

Dan a conocer los lugares más especiales de nuestra geografía e inspiran a los viajeros sobre dónde viajar, dónde dormir y qué hacer con el objetivo fundamental de promocionar el patrimonio turístico y natural nacional. ¿Su lema? "Si hay gente que hace miles de kilómetros para ver algo que tú tienes a un paso, ¡por algo será!"