Andalucía

Qué ver en Córdoba: 15 cosas que no te puedes perder

Hay mucho que ver en Córdoba, pero hemos querido hacer una selección con los 15 imprescindibles que no debes perderte en tu próxima visita.

Córdoba, por muchos motivos, es una de las ciudades más visitadas de España. Sus calles, sus plazas, sus monumentos, sus fiestas, su gastronomía y su ambiente la convierten en una ciudad única. Siempre te dejará con ganas de más y te enamorará en cada visita. David Espada, autor de Sitios de España, lo sabe bien. Por eso hemos querido contar con él para que nos desvele qué sería pecado capital perderse de esta maravillosa ciudad.

Sitios de España

Dan a conocer los lugares más especiales de nuestra geografía e inspiran a los viajeros sobre dónde viajar, dónde dormir y qué hacer con el objetivo fundamental de promocionar el patrimonio turístico y natural nacional. ¿Su lema? "Si hay gente que hace miles de kilómetros para ver algo que tú tienes a un paso, ¡por algo será!"

1. Amanecer con vistas a la Mezquita-Catedral

1/4

Córdoba cuenta con cuatro declaraciones de Patrimonio de la Humanidad. Una de ellas es la Mezquita-Catedral. Un templo único en el mundo gracias a su mezcla de estilos y culturas. Amanecer con vistas a esta joya arquitectónica, no tiene precio. Así que te recomendamos elegir uno de los hoteles que están por la zona para disfrutar al máximo de tu visita.

A nosotros nos encanta el Hotel Boutique Caireles. Situado junto a la Mezquita-Catedral, algunas de sus habitaciones ofrecen unas fantásticas vistas de ésta. Además, estarás sumergido en el centro neurálgico de la ciudad. Aunque si prefieres otro tipo de alojamiento, estos son algunos de los hoteles más bonitos de Córdoba.

En la Mezquita-Catedral, el arte mudéjar, gótico, renacentista y barroco conviven en perfecta armonía dando como resultado uno de los monumentos más visitados de España. La austeridad que muestra en su exterior contrasta con la exuberancia del interior. Una de sus partes más bonitas, además de sus conocidas arcadas árabes, es la Maqsura. Este lugar estaba reservado para las oraciones del Califa. Tampoco deberías perderte las vistas desde lo alto del minarete y pasar un rato relajandote cerca de la fuente del Patio de los Naranjos.

Boutique Caireles

Córdoba, 6.9 km to Aeropuerto de Córdoba
8.6 Excelente (237 reviews)
Excelente Ubicación 9.4 / 10
Hotel CTA

2. Cruzar el Puente Romano

Al igual que la Mezquita-Catedral, es otro de los iconos de Córdoba y junto a ella y al río Guadalquivir, forma una de las estampas más bonitas y fotografiadas de la ciudad. Además, está muy ligado a su historia, ya que durante muchos años fue la única vía de acceso a la ciudad desde el sur. Así que ya sabes, cuando visites Córdoba no te pierdas el Puente Romano y recorre sus 331 metros.

3. Subir a la Torre de la Calahorra

Al final del Puente Romano se encuentra la Torre de la Calahorra. Se trata de una torre defensiva que custodia el puente desde la época de dominación musulmana. Desde lo alto de ella disfrutarás de una perspectiva distinta del Puente Romano con la Mezquita-Catedral al fondo. Tanto la Torre de la Calahorra como el puente, forman parte del Centro Histórico de Córdoba, segunda declaración de Patrimonio de la Humanidad de la ciudad.

© Brent Miller

4. Relajarte en el Alcázar

El Alcázar de los Reyes Cristianos es otro de los monumentos más importantes y bonitos de Córdoba. Se trata de una fortaleza cargada de historia. En ella los Reyes Católicos pasaron más de 8 años mientras dirigían la campaña contra el Reino nazarí de Granada.

Además, fue en una de sus estancias donde Cristóbal Colón les solicitó fondos para la expedición marítima que le llevaría a descubrir América. En los jardines del propio alcázar puede verse una escultura que rememora este hecho. Unos jardines de estilo árabe por los que es una delicia pasear disfrutando de su belleza, su paz y los sonidos de sus fuentes. Saborearlos lentamente y ¡continuar con la visita!

5. Perderte por la Judería

Nos adentramos más en el centro histórico de Córdoba y nos encontramos con su preciosa Judería. Sus calles estrechas y sinuosas guardan cientos de rincones que parecen sacados de un cuento. La mejor forma de descubrirlos es perderte por ella y dejarte llevar sin rumbo. Simplemente disfruta de cada una de sus callejuelas y plazas.

6. Encontrar la Calleja del Pañuelo

Una de las callejas más míticas de la Judería de Córdoba es la del Pañuelo. Un calle muy estrecha, de ahí su nombre, que te llevará a un rinconcito cargado de magia. Aquí el silencio solo es roto por el ruido del agua de una fuente; otro lugar ideal para tomarte un respiro antes de continuar con la visita.

7. Recorrer la Calleja de las Flores

Continuamos paseando por la Judería y nos encontramos la Calleja de las Flores, posiblemente la más frecuentada de todo el centro histórico. Una estrecha calle flanqueada por paredes decoradas con macetas llenas de flores que nos lleva a una pequeña placeta. Además, al hacer el camino inverso, desde la placeta, te mostrará otra de las estampas más bellas de Córdoba, dejando ver el minarete de la Mezquita-Catedral a través. ¡El Hotel Boutique Caireles está a tan solo 100 metros de esta preciosa calle!

8. Descubrir Medina-Azahara

Situado a 8 kilómetros del centro de la ciudad, el yacimiento arqueológico de Medina Azhara es otro de los lugares declarados Patrimonio de la Humanidad en Córdoba. En él podemos disfrutar de los restos de la ciudad que fue centro de poder del Califato de Córdoba. Entre sus espacios destaca el Salón Rico, lugar en el que el califa recibía en audiencia a sus visitantes.

© Turismo Córdoba

9. Saborear los platos típicos

Qué ver en Córdoba… ¡y qué comer! Su gastronomía también es, en parte, culpable de sea una ciudad que enamora. Entre los platos más típicos de Córdoba están el salmorejo, los flamenquines, las berenjenas fritas con miel, el rabo de toro o el pastel cordobés. ¡Harán que tu visita a Córdoba sea mucho más sabrosa! Algo muy típico y que no deberías perderte es la tortilla de patata del Bar Santos, frente a la mezquita. ¡Te encantará!

© Jorge Díaz

10. Tomar tapas en Plaza de la Corredera

La plaza de la Corredera es uno de los mejores lugares para reponer fuerzas. Disfruta de la gastronomía cordobesa en las múltiples tabernas y restaurantes que se encuentran en sus soportales. Se trata de una plaza rectangular y porticada de estilo castellano. Es la única de estas características en Andalucía.

11. Respirar paz en Las Ermitas

Este lugar, un tanto desconocido, a menudo pasa desapercibido entre los visitantes. No lo encontrarás en otras guías sobre “Qué ver en Córdoba”. Se trata de un conjunto de 13 ermitas situadas en las faldas de Sierra Morena, a unos 15 kilómetros del centro de la ciudad. Es un lugar cargado de paz en el que el silencio es decorado por la naturaleza de alrededor. Además, cuenta con un mirador que ofrece unas espectaculares vistas de la ciudad y de la vega del Guadalquivir.

12. Maravillarte con la Fiesta de los Patios

Es la cuarta declaración de Patrimonio de la Humanidad de Córdoba. En este caso, Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Normalmente se celebra en la segunda y tercera semana del mes de mayo. Se trata de un concurso en el que los típicos patios cordobeses se decoran con macetas de flores y se abren al público buscando ser galardonados con alguno de los premios que se reparten.

Además de los patios, también existe una categoría de rejas y balcones. Si visitas la ciudad durante esta fiesta, encontrarás su judería más colorida que nunca. En mayo también se celebran otras dos de las fiestas más emblemáticas de Córdoba, las Cruces de Mayo y su feria. Gracias a esto es uno de los meses de más afluencia de visitantes y una de las mejores épocas para visitar la ciudad.

13. Conocer el Cristo de los Faroles

También fuera de la judería pueden encontrarse rincones tan especiales como éste, la Plaza de Capuchinos. En esta pequeña plaza se encuentra el famoso Cristo de los Faroles. Además, una de las dos entradas a la plaza llega desde la Cuesta del Bailío, una preciosa escalinata empedrada que asciende flanqueada por flores y decorada por una fuente.

© Turismo Córdoba

14. Ver la muralla y atravesar sus puertas

En Córdoba aún se conservan partes de la muralla que protegía su judería en épocas pasadas. Varias de sus puertas sirven de entrada a su casco histórico, como la Puerta de Almodóvar, la Puerta de Sevilla o la Puerta del Puente, situada junto al Puente Romano. Junto a algunos de los tramos de la muralla se han creado unos bonitos paseos decorados con flores y fuentes por los que es muy agradable caminar contemplando estos históricos muros.

15. Visitar el Palacio de Viana

El de Viana es uno de los palacios más bonitos de Córdoba. Un edificio en el que sus estancias se distribuyen en torno a sus doce patios, exquisitamente decorados, y un fantástico jardín. En el interior de las estancias pueden contemplarse un gran número de colecciones de pintura, tapices, vajillas, armas y azulejos. Así que te recomendamos ir con tiempo suficiente para ver todo lo que guarda en su interior. ¡Te sorprenderá!

© Palacio Viana

Alguna cosa más...

Además de estas 15 cosas que ver en Córdoba, también te recomendamos que visites la iglesia de Santa Marina, una de las iglesias fernandinas más destacadas; que pases por el Templo Romano, junto al ayuntamiento; y que pasées por la orilla del río Guadalquivir disfrutando de su flora y fauna. ¿Sabías que en el entorno del río, justo frente al Alcázar, hay un espacio natural protegido? El Monumento Natural Sotos de la Albolafia. Así que el paseo por la orilla para verlo es más que obligado.

Seguro que se nos quedan muchas cosas en el tintero, pero estamos convencidos de que cuando visites Córdoba y completes esta lista te enamorarás de la ciudad. ¡El resto mejor que lo descubras por ti mismo!

Si el hotel que te proponemos no te convence, ¡echa un vistazo a estos otros alojamientos en Córdoba!

Andalucía

6 casas rurales en Córdoba para tu escapada romántica

Andalucía

Hoteles en Córdoba para enamorarse