Europa

Qué ver en Albufeira: mar, cultura y aventura

En la extensa línea de costa donde los coloridos acantilados, las playas, peñascos y cuevas son los protagonistas, hay muchas actividades y sitios que ver en Albufeira. ¡Vamos a descubrirlos!

El Algarve es uno de los destinos de playa que más turistas recibe en Portugal. Albufeira destaca por tener una oferta de actividades para todas las edades y todos los gustos.

Parques acuáticos para la diversión de los niños, una exclusiva zona nocturna de bares y restaurantes para los más grandes y senderos espectaculares para disfrutar de la naturaleza en familia. Deportes acuáticos en el mar, paseos culturales entre castillos y construcciones de paredes blancas y suaves pendientes, donde todo parece detenido en el tiempo. Albufeira es un destino completo que, aunque ya no es la tranquila villa de pescadores del pasado, sigue seduciendo con sus encantos.

Disfrutar de las playas y las calas

Si hay algo que caracteriza a la ciudad es la diversidad de playas que tiene a lo largo de su costa, lo que lo transforma en uno de los destinos predilectos en verano en Portugal. Una de las más populares de Albufeira es la extensa y céntrica playa do Peneco. Para ver algo distinto puedes acercarte a la playa de Falesia con sus altos acantilados rojizos.

Para disfrutar de las pequeñas calas entre acantilados, la playa Ponta Grande y la playa da Coelha son las predilectas, con agua cristalina y un entorno que invita a quedarse a ver el atardecer.

El mejor refugio en Albufeira

Ubicado a escasos metros de la paradisíaca playa Santa Eulália, en el hotel Grande Real Santa Eulália podrás ver el mar a través de la ventana de tu habitación. Sus departamentos amplios, modernos y coloridos son ideales para la intimidad de la pareja o la independencia de la familia. Los niños hallarán diversión en la amplia gama de actividades que ofrece el club infantil, con clases de yoga, pinturas y juegos de agua. Mientras tanto, podrás relajarte en el spa con un circuito de talasoterapia o descansar en el bar de la piscina.

Grande Real Santa Eulália Resort & Hotel Spa

Entre los mejor valorados
Albufeira
9.1 Excelente (6184 Opiniones)

Perderse por las callejuelas de Albufeira

El centro histórico representa una obra de arte en su conjunto y es de los principales lugares que ver en Albufeira. Pasear por las estrechas y serpenteantes callejuelas rodeadas de edificios históricos pintados de blanco y con detalles azulados es una de las mejores imágenes que te llevarás de recuerdo. La mezcla de los vestigios árabes y la arquitectura portuguesa dan un aire particular al lugar.

Los sitios de interés en la parte antigua son muchos: la iglesia de Santa Ana desde donde se tienen vistas al mar, la antigua torre del Reloj que se divisa desde cualquier punto de la ciudad y la pequeña ermita de San Sebastián.

Observar el océano en uno de los miradores

Debido a su particular geografía, el centro de Albufeira tiene zonas elevadas para observar la puesta del sol en el mar. El Elevador do Peneco es una estructura de cemento que se asoma sobre la playa con una superficie en altura a la cual se llega en ascensor. Las vistas hacia la playa desde aquí son admirables.

En el sector opuesto y a orillas del mar, el mirador Pau da Bandeira no solo es una zona para descansar y tener una fantástica visión. En este lugar hay que preparar la cámara para sacar las mejores fotos de las edificaciones blancas de la ciudad junto al mar.

Navegar por el Atlántico para descubrir la naturaleza

Si visitas Albufeira no puedes olvidar una excursión en barco para conocer las maravillas de la naturaleza que los alrededores ofrecen. Uno de los mejores paseos es el que recorre los accidentes geográficos de la costa de Algarve, donde la embarcación se adentra en las cuevas formadas por la erosión del mar sobre los acantilados, entre ellas la famosa cueva de Benagil. Desde el barco también se contemplan los altos acantilados.

El otro paseo recomendado es el que se adentra en el mar en busca de los delfines. Ver nadar en su hábitat natural a estos delfines con sus impresionantes saltos es toda una experiencia inigualable.

Degustar los platos típicos de la región

La gastronomía de la región del Algarve es una delicia, realizada principalmente a base de pescado y frutos del mar. Entre sus platos estrellas resaltan la cataplana, una especie de guiso con verduras, pescado y mariscos que se cocina en una olla de cobre. También el bacalao hecho a las brasas y las sardinas.

Recorriendo la parte vieja de Albufeira encontrarás muchas opciones de restaurantes que te seducirán. Si sale a tu paso O Veleiro, tenlo en cuenta si estás con ganas de degustar un arroz con mariscos o un buen plato de pescado.

Pasar el día con los niños en un parque acuático

Si bien Albufeira cuenta con gran cantidad de playas, los parques acuáticos pueden ser un buen plan alternativo en familia y donde los niños se divertirán en grande. Aqualand Algarve es el más cercano a Albufeira, dispone de piscina con olas, toboganes para los que les gusta la adrenalina y un sector con tumbonas y sombrillas para el relax de toda la familia.

Si tienes niños más avanzados en edad, la mejor opción es Slide&Splash. Entre sus instalaciones hay gran cantidad de toboganes de agua con mucha pendiente como el kamikaze. Los adultos también tienen su lugar en el jacuzzi y la amplia zona verde para tirarse al sol.

El castillo de Paderne, una de las atracciones que ver en Albufeira

A orillas del río Quarteira, el castillo es una antigua fortificación que delata el paso de los árabes por la región. Si bien se encuentra en proceso de restauración, tiene un gran valor histórico en el patrimonio de Portugal, a tal punto que está presente en el escudo de armas de la bandera del país.

Con sus antiguas murallas de color rojizo, el castillo está ubicado entre serranías, lo que permite tener unas magníficas vistas del entorno que lo rodea y del antiguo puente romano sobre el río. Para llegar hasta la fortaleza, el sendero peatonal recorre antiguos hornos, molinos y un paisaje rural de ensueño.

Caminar por los acantilados a orillas del océano

A pocos kilómetros de Albufeira, un verdadero paraíso se extiende entre la playa da Marinha y la playa do Vale de Centeanes, donde podrás realizar la famosa Ruta de los Siete Valles Colgantes. Durante la caminata bordeando los acantilados se observan playas paradisíacas, cuevas y grandes arcos que la erosión del mar ha causado sobre la roca.

El camino es todo un deleite para los sentidos. Lo mejor es que no presenta mucha dificultad e incluso se puede disfrutar con niños tomando los recaudos necesarios. ¡A caminar se ha dicho!

Practicar deportes en el agua y descubrir calas

Debido a la gran extensión de costa en Albufeira, una de las actividades preferidas por los visitantes es sumergirse en el mar para hacer surf o stand up paddle. Hay muchas escuelas que ofrecen clases para los que recién se inician o que están en un nivel más avanzado.

La practica de estos deportes acuáticos no solo genera adrenalina, también permite observar más de cerca la fauna marina como aves e incluso delfines si tienes suerte. Además, también está la posibilidad de llegar hasta calas más lejanas e inaccesibles por tierra.

Salir por la noche en Strip y tomarse una copa

Si quieres aprovechar a hacer una salida nocturna por Albufeira, el mejor lugar es Strip. Se trata de una emblemática calle alejada del centro con varios restaurantes y bares para elegir.

Te llamará la atención la gran cantidad de marquesinas iluminadas invitándote a entrar y disfrutar de las especialidades de la casa. Para terminar la noche de fiesta, una de las mejores discotecas de Albufeira es la clásica Kiss, ideal para bailar hasta que salgan los primeros rayos de sol. ¡No te lo querrás perder!