España

Planes divertidos y hoteles para visitar Girona con niños

Toma nota de las sugerencias porque te espera una agenda repleta de actividades, planes divertidos y hoteles para visitar Girona con niños que te hará disfrutar igual o más que ellos de tu estancia.

Girona es una provincia que lo tiene todo: la belleza cargada de historia de su capital, la luz única de sus preciosos campos que albergan decenas de pueblos a los que uno siempre quiere volver y una costa que te arrebata el alma. Así que, como tengo el corazón partío entre la ciudadL’ Empurdà y la Costa Brava, mi propuesta abarca todas las posibilidades. ¡Vosotros escogéis!

Susana Lladó

Susana ha pasado buena parte de sus veranos, e incontables fines de semana, en esta tierra que siente como suya y que ha recorrido prácticamente en su totalidad. ¡Prepara tu viaje con su guía!

Hotel Nord 1901, jardín con piscina en el centro de la ciudad

El Nord 1901 Superior es el único hotel ubicado en el centro de la ciudad que puede ofrecerte un jardín con piscina, lo cual ya lo convierte, junto con su estupenda ubicación, en una de los mejores hoteles para visitar Girona con niños. De hecho, este espacio dota al establecimiento de un encanto muy especial gracias a la frondosidad de su vegetación, el sonido del agua brotando de la fuente que preside la piscina y la agradable terraza del patio que invita a sentarse a desayunar y planificar el día en familia.

También os gustará especialmente su restaurante, el Rocacorba Café. Como el propietario del hotel es un apasionado del ciclismo y hay muchos aficionados de este deporte que se alojan en el establecimiento, promueven la gastronomía saludable con productos de kilómetro 0, además de disponer de un espacio para reparar las bicicletas.

A mí me gustan especialmente los arcos que han conservado del edificio original, que data de finales del siglo XIX. Si os alojáis en una de las habitaciones con vistas al jardín, veréis que enmarcan la terraza y dan un aire de casa particular. Y así es como os sentiréis, en casa, porque la decoración es de líneas puras, pero acogedora; todo transmite buen gusto, el personal es sumamente amable, las instalaciones y las habitaciones son amplias y confortables, y se nota que la pulcritud en la limpieza es una de las prioridades de la dirección. ¡Ah! También os podéis alojar en los apartamentos del hotel: una alternativa con muchas ventajas.

El must del hotel:

El centro Norstudio, acondicionado para practicar yoga, hacer estiramientos, daros un masaje y relajaros.

Planes para hacer cerca:

Estaréis en pleno centro histórico y comercial de Girona, así que os recomiendo pasear por el Call, el barrio judío, que es uno de los mejor conservados de Europa y, sobre todo, visitar los Baños Árabes ¡son una atracción en sí mismos por su belleza arquitectónica y ornamental! Otra estampa imprescindible es la que ofrecen las coloridas casas colgantes que bordean el río Onyar, el cual atraviesa el núcleo urbano. Al fondo, se erige otra joya del patrimonio de la ciudad, la catedral, capaz de impactar hasta a los más pequeños con su enorme nave gótica. Cuando ya estéis agotados, dirigiros a la Plaza de la Independencia, un espacio porticado con una gran oferta de restaurantes y bares donde la gastronomía local os recompondrá.

Bonus Track:

A unos pasos del centro de la ciudad os espera el precioso entorno natural del valle de Sant Daniel;antiguamente un municipio independiente. ¡Pocas ciudades disponen de una ruta rural tan bien conservada y tan próxima al casco urbano!

Hotel Nord 1901 Superior

Entre los mejor valorados
Gerona
9.1 Excelente (1029 Opiniones)

Hotel Gran Ultonia, fantásticas vistas al corazón del caso antiguo

Test Test Test

Hotels Ultonia Girona

Entre los mejor valorados
Gerona
8.5 Excelente (1089 Opiniones)

Un B & B que debe estar entre los hoteles para visitar Girona con niños

De todas las opciones de hoteles para visitar Girona con niños, la de este muy recomendable Bed & Breakfast es la que tiene una ubicación que permite estar en plena naturaleza y, a la vez, a un paso de la ciudad, a 10 minutos caminando del barrio viejo.

Cuando lleguéis, entenderéis lo de muy recomendable. Se nota en mil y un detalles que el establecimiento está regentado con mucho mimo por la familia que creció en esta casa con vistas impagables a los Pirineos y el casco antiguo. Lo apreciaréis en los materiales utilizados en la rehabilitación del establecimiento, en el mobiliario, en la calidad de las sábanas, en la estupenda ducha del cuarto de baño, en los productos de proximidad de los desayunos, en las flores que os encontraréis en la habitación, en los pícnics que os prepararán para cuando salgáis a hacer cualquiera de las diversas rutas que os van a sugerir…

Si a lo anterior sumáis que Montjuic Bed & Breakfast tiene piscina, una bodega de vinos locales, que alquilan bicis eléctricas y motos, que organizan salidas en segways y que siempre están a tu disposición con una sonrisa, es más que probable que os decantéis por alojaros aquí.

El must del hotel:

Las vistas desde las habitaciones y el espectacular entorno natural.

Planes para hacer cerca:

Visitad Banyoles, os encantará. Os recomiendo recorrer su apacible lago envuelto de naturaleza en el catamarán eléctrico conocido como La barca Tirona o alquilando una barca de remos (ambas actividades las organiza la misma empresa). Después podéis pasear hasta el centro del pueblo por el agradable camino que conduce hasta la Plaza Mayor. Otra opción es coger en el pueblo el trenecito turístico (el Tren Pinxo) que recorre el centro histórico, el entorno del lago y llega hasta Porqueres, localidad donde crece el bosque de Les Estunes; un bosque con múltiples leyendas sobre las hadas que habitan entre las grietas de sus rocas (hay merendero).

Bonus Track:

Yo no me perdería una visita guiada al Teatro-Museo Dalí de Figueres: un universo surrealista que podéis compartir en familia, ya que los niños lo disfrutarán igual que vosotros.

Montjuic

Entre los mejor valorados
Gerona
9.3 Excelente (353 Opiniones)

Hotel Molí del Mig, mi sugerencia en el campo de l'Empurdà

El Molí del Mig recibe su nombre de sus orígenes, un antiguo molino en pleno campo del Baix Empurdà que fue exquisitamente remodelado para reconvertirlo en hotel. Estaréis rodeados de un montón de hectáreas de naturaleza que incluyen vistas al Macizo de Montgrí y su castillo, ¡una maravilla de paisaje, doy fe!

El hotel tiene dos piscinas salinas (una para niños) rodeadas de hierba, cipreses, almendros, moreras y olivos con acogedoras pérgolas para tomar algo a la sombra sin renunciar al magnífico entorno. Si queréis un poco más de actividad, tienen varias pistas de pádel y la posibilidad de hacer muy buenas rutas en bicicleta, ya que ellos se encargan de todo: desde el alquiler hasta eventuales reparaciones, incluyendo la preparación de los pícnics y los mapas de las diversas rutas.

También os facilitarán la organización de actividades para hacer en el entorno: senderismo, nordic walking, golf, salidas a caballo, en kayak, globo…Y a la vuelta os podéis relajar en su spa.

El must del hotel:

Tienen un muy buen restaurante.

Planes para hacer cerca:

Torroella de Montgrí-l’Estartit cuenta con la prestigiosa certificación de Destino de Turismo Familiar por su excelente oferta de actividades de ocio para familias. Tenéis Torroella a tan solo 1 kilómetro y l’Estartit a 5. ¡Todo cerca!

Bonus Track:

Visitad alguno de los pueblos más bonitos del interior y de la costa, y acercaros a la playa de l’Estartit donde está la Reserva Marina de las Islas Medes (Parque Natural del Montgrí).

Molí del Mig by URH

Torroella de Montgrí
8.4 Muy bueno (339 Opiniones)

Can Miquel, en Cala Montgó: planazo a pie de playa

Seguimos en el Macizo de Montgrí (sí, una tiene sus debilidades), pero ya en la parte de la costa porque aquí está el Hotel Can Miquel, ubicado en una de mis calas preferidas, Cala Montgó (muy cerca del bonito pueblo de l’Escala).

La cala es de aguas azules y limpias, queda resguardada de la característica tramontana de la Costa Brava, está rodeada de bosques de pinos y de una orografía espectacular, el rico fondo marino permite disfrutar del buceo y el submarinismo, hay bonitas cuevas a las que podéis acceder en kayak, y cuenta con muchos servicios, incluyendo socorristas, escuela de windsurf, y buenos chiringuitos y restaurantes.

Pues bien, Can Miquel os permite disfrutar de este estupendo enclave añadiendo, además, de las instalaciones de su piscina, de La Bassa (un espacio con una segunda piscina climatizada que de noche se convierte en chill out), pistas de tenis, jardines, instalación privada de pádel en la playa, y la terraza con vistas al mar de su brasería y del restaurante del hotel (¡comeréis genial!).

El must del hotel:

Su cocina, las vistas y el servicio.

Planes para hacer cerca:

El Camino de Ronda que bordea la costa hasta el pueblo de l’Escala pasando por otras calas realmente bonitas.

Bonus Track:

Si os queda tiempo, pasad un día en Cadaqués, un pueblo blanco de pescadores de postal, y otro en Tossa de Mar, una pintoresca población con playa urbana y calas de ensueño.

Créditos fotografías:

Girona ciudad: Ajuntament de Girona / Turisme i Comerç.

Banyoles: Oficina de Turisme de Banyoles.

Hotel Can Miquel

Entre los mejor valorados
La Escala
8.8 Excelente (340 Opiniones)