EspañaCultural

Hoteles en Albarracín con historia

By , 3 de diciembre de 2013

Hace unos días publicábamos los 7 destinos españoles que están dentro de los 100 mejores del mundo para viajar en 2014. El primero de ellos, que se encuentra en el puesto 25 de los 100, está Albarracín, en la provincia de Teruel, Aragón. La localidad es considerada Monumento Nacional desde 1961 por la belleza de su conjunto histórico, considerado como bien de interés cultural. Para quienes quieran descubrir esta ciudad de leyendas, recomendamos dos hoteles en Albarracín con historia.

Doña Blanca

[caption id="" align="aligncenter" width="674"]hoteles en albarracín Habitación del hotel Doña Blanca. Habitación del hotel Doña Blanca.[/caption]

Ver en trivago

El hotel Doña Blanca es un establecimiento familiar que presume de ser el mejor valorado de la localidad. Ofrece habitaciones estándar y superiores, cálidas y confortables. Dispone de servicio de desayuno, parking privado y en su recepción se puede obtener información turística sobre diversas rutas y parajes naturales.

El nombre del hotel proviene de la leyenda de una mujer, la infanta Doña Blanca, que, temerosa de los celos que tenía su cuñada de ella, la reina, huyó a Aragón. De esta forma, llegó hasta Albarracín, donde la familia Azagra, la acogió con aparente hospitalidad. Sin embargo, nadie volvió a verla.  Se dice que fue encerrada en una torre de las murallas donde murió de tristeza.

Albarracín

hoteles en albarracín Habitación del hotel Albarracín.

Ver en trivago

El hotel Albarracín está ubicado en el Palacio de la Brigadiera, en el centro histórico de Albarracín y rodeado de zonas ajardinadas. Cuenta con habitaciones rústicas muy luminosas con vistas al castillo y al río. Tiene dos habitaciones especiales: la de la Reina, que conserva la forja original de sus balcones, y la del Mirador, con las mejores vistas de toda la ciudad. En su restaurante se puede degustar la típica comida de la zona y de un variado desayuno.

En el Palacio de la Brigadiera, construido a finales del siglo XVI, vivió el brigadier (rango militar) José María Asensio. Al morir éste, la casa pasó a pertenecer a su esposa, conocida como “la Brigadiera”. Durante la Guerra de la Independencia Española, un oficial francés intentó abusar de ella. El pueblo y su familia buscaron al francés y, cuando le cogieron, lo tiraron al vacío desde la parte de la casa que da al abismo.