España

¿El pueblo más bonito de Cantabria? Descúbrelo gracias a estos hoteles con encanto en Santillana del Mar

A pocos minutos de la Cueva de Altamira, la Capilla Sixtina del arte paleolítico, se encuentra un precioso pueblo medieval detenido en el tiempo. Te lo pongo fácil: elige alguno de estos hoteles con encanto en Santillana del Mar y prepárate para disfrutar de una experiencia inolvidable.

Santillana del Mar es tan bonito que a primera vista puede parecer el decorado de una película ambientada en la Edad Media. Pero tocar los muros de piedra de sus casas señoriales, admirar sus balcones rebosantes de coloridas flores o visitar la Cueva de Altamira, auténtica joya del arte rupestre, es como pellizcarse mientras sueñas y descubrir… ¡que todo es real!

Ismael

Apasionado de la cultura, la gastronomía y los viajes, con 15 años de experiencia como periodista freelance, Ismael ha recorrido España de norte a sur y de este a oeste. Todos los veranos intenta dejarse caer por "la tierruca", donde disfruta del contacto directo con la naturaleza y de lugares que parecen congelados en el tiempo como Santillana del Mar.

Un spa para dominarlos a todos

Hay quien viaja a la caza de aventuras y quien prefiere partir en busca de paz y tranquilidad. ¿Por qué no combinar ambos enfoques? Es lo que permiten alojamientos como el Hotel Felisa Spa, todo un remanso de paz no solo por sus acogedoras y espaciosas habitaciones, todas exteriores, sino por las maravillas que te aguardan en su zona de spa, una de las más grandes de toda Cantabria. Terapias antiestrés, circuitos termales, tratamientos corporales y de belleza facial, masajes… todo está pensado hasta el último detalle para mimarte.

El colmo del lujo, y a precios sorprendentemente asequibles, lo encontrarás en sus junior suites, habitaciones que incluyen jacuzzi o bañera hidromasaje, además de balcón con vistas a las verdes praderas que rodean el hotel. Y para deleitar a los paladares más exquisitos, nada como pasarse por la taberna o el restaurante del hotel y disfrutar de tradicionales recetas de la “tierruca” como el cocido montañés. ¡Repetirás seguro!

Felisa Spa

Santillana del Mar
8.3 Muy bueno (54 Opiniones)

Una casona restaurada, entre los mejores hoteles en Santillana del Mar

Hay nombres que lo dicen todo. Y el de La Casa del Organista es uno de ellos: una casona montañesa del siglo XVIII que en su día sirvió para alojar al organista de la Colegiata de Santa Juliana, restaurada para convertirla en uno de los mejores hoteles con encanto en Santillana del Mar. Los suelos, contraventanas y vigas de madera son tan protagonistas como los muros de piedra, los rasgos distintivos de un alojamiento que cuenta con un pie en el pasado y otro en el presente.

Pero las auténticas joyas de la corona de este hotel son sus miradores y su amplia terraza con vistas al precioso paisaje que rodea Santillana del Mar, un lugar perfecto para desayunar en primavera y verano, y en su salón con chimenea para otoño e invierno, ideal para una sobremesa o una sesión de juegos de mesa junto al calor del fuego.

La Casa del Organista

Santillana del Mar
9.2 Excelente (184 Opiniones)

Una posada de cuento de hadas

Un flechazo a primera vista. Es lo que provoca la Posada La Fábulapreciosa por fuera y por dentro. Este bonito y acogedor edificio a las afueras de Santillana del Mar, con su hermoso jardín y un fantástico porche para disfrutar cuando hace buen tiempo, guarda en su interior ocho habitaciones, todas distintas, todas con encanto. Entre ellas destaca especialmente la muy surfera habitación temática California.

Algunas estancias cuentan con camas con dosel para que te sientas como en una leyenda medieval, además de jacuzzi o bañera hidromasaje, y todas dejan entrar a través de sus grandes ventanales y balcones el verde profundo de Cantabria. Pero la magia está en detalles como la cuidada atención de los anfitriones o el buffet gratuito de snacks que te permite disfrutar de un café, algo de fruta o un sandwich a cualquier hora del día.

Posada La Fabula

Santillana del Mar

Acogedora hospitalidad en plena campiña cántabra

Edificada sobre la estructura de una torre medieval y rodeada por un agradable jardín, la Posada La Llosa de Viveda conserva algunos detalles rústicos que le dan una fuerte personalidad, como los muros de piedra y las vigas de madera presentes en todas sus estancias. Un lugar en el que se respira tranquilidad y que puede servir como punto de partida para recorrer los encantadores pueblos y el fascinante paisaje de Cantabria.

Para ello, pocos guías mejores que José Manuel, el simpático dueño de la posada, que según el tiempo que hace te aconseja sobre todo tipo de planes y excursiones. Y si prefieres quedarte en el hotel, tienes de todo: grandes y mullidas camas, bar-restaurante y hasta una sala de juegos con mesa de ping-pong. ¿Otra ventaja? Está a menos de 5 kilómetros del museo y la Cueva de Altamira, el tesoro prehistórico de la región.

Posada La Llosa de Viveda

Entre los mejor valorados
Santillana del Mar
8.7 Excelente (11 Opiniones)