España

Singulares y mágicos: así son los hoteles con más encanto de Rías Baixas

Las Rías Baixas hacen florecer la magia de verdes paisajes y preciosos pueblos arropados por la fuerza del Atlántico. El sureste de Galicia posee una de las costas más bonitas de toda Europa y en algunos enclaves del interior, al resguardo de las multitudes y el ruido, encontramos escondites diseñados para el relax que parecen sueños hechos realidad.

Entre las rías de Vigo, Pontevedra, Arousa y Muros-Noia, surcando en la tierra del Albariño y el mejor marisco del mundo, se respira paz, naturaleza y una energía especial que solo los alojamientos más especiales saben condensar y servir en bandeja de plata.

En esta lista de hoteles con encanto en Rías Baixas encontramos todo lo necesario para sumergirnos en el idílico sueño gallego.

Madera y artesanía de una joya arquitectónica

La Pousada Armenteira, en Santa María de Armenteira (Meis), se ha convertido en todo un icono de la arquitectura gallega contemporánea debido a la belleza de sus interiores y la integración de su exterior con el espectacular paisaje y la monumentalidad del entorno donde se ubica.

Construida artesanalmente pieza a pieza con suelos y paredes de madera de las mejores calidades, tragaluces y ventanales, su interior alberga luminosos espacios decorados con líneas vanguardistas que contrastan con el rugir de la naturaleza y la historia del exterior. Y es que sus espaciosas habitaciones ofrecen inmejorables vistas al famoso Monasterio de Armenteira, de arquitectura cisterciense y cuya historia se remonta al año 1162, así como al rebosante verdor de los bosques gallegos que nos rodean.

Pousada Armenteira

Entre los mejor valorados
Meis
8.6 Excelente (29 Opiniones)

Un refugio de diseño para catar los mejores vinos

Diseño, naturaleza y deliciosos vinos de la tierra, ¿qué mas se puede pedir? José Luis Vilanova García, presidente de la Asociación Gallega de Enoturismo, es también el director del Hotel Novavila, un hotel con encanto en Rías Baixas donde queda patente la inconfundible impronta de una familia apasionada de la viticultura, la decoración y el mobiliario de diseño.

En este codiciado hotel solo para adultos de tan solo 6 habitaciones en el pequeño pueblo de San Tomé de Nogueira (Mais) late con fuerza el corazón de las Rías Baixas al compás de la innovación. Aquí, todo está hecho para disfrutar: cómodas hamacas entre plantas y árboles en las terrazas y el jardín con piscina, camas de lujo vestidas con suaves sábanas de hilo y cubiertas con mantas de seda y cachemira, desayunos elaborados con productos ecológicos que podemos disfrutar hasta rozar el mediodía.. y, por supuesto, dos exclusivos vinos de elaboración propia (un maravilloso albariño y un espumoso brut rosado) para disfrutar con sofisticación de los pequeños grandes placeres del estilo de vida atlántico.

Novavila

Meis
9.1 Excelente (20 Opiniones)

Un jardín gallego al arrullo del río

Una preciosa finca de más de 10.000 m² en un meandro del río Umia, a poco más de un kilómetro de Caldas de Reis, donde el agua serpentea entre piedras, cascadas y el fresco verdor de los bosques del Salnés. Este es el privilegiado enclave donde se encuentra uno de los hoteles con más encanto de Rías Baixas: el Hotel Torre do Río.

Sus propietarios, Rodrigo Rey y Begoña Quivén, rehabilitaron con un gusto exquisito el edificio construido en siglo XVIII que antaño albergó una fábrica textil y que ahora ofrece 10 habitaciones cuidadas al detalle con un visible mimo. Salones con flores frescas y velas encendidas, desayunos con huevos de corral servidos en impolutos manteles de encaje y una agradable la chimenea para desayunar al calor de la lumbre hacen del interior un remanso de paz. En el exterior, una piscina con cascada, el musgo vistiendo de gala la piedra, las flores de su infinito jardín y el silencio salpicado por el murmullo del agua completan la receta de este paraíso.

Torre do Río

Caldas de Reyes
9.4 Excelente (117 Opiniones)

Vistas de ensueño en uno de los hoteles con encanto en Rías Baixas

En el municipio pontevedrés de Meaño y rodeada de los espectaculares paisajes del valle del Salnés, la Quinta de San Amaro nos da la bienvenida entre viñedos y verdes campos. Sus propietarios, Nacho Crespo y Julio Ouvina, quienes confiesan haber recorrido hoteles con encanto por toda España en busca de inspiración, han sabido cómo combinar los mejores elementos de tradición y vanguardia siendo fieles al ADN gallego.

Los 5.000 m² que ocupa la quinta están plagados de rincones para descansar, disfrutar de las vistas y respirar la tranquilidad del entorno: un antiguo hórreo acristalado para pasar una tarde de conversación o lectura, una terraza donde tomar el aperitivo a la sombra de la parra, tumbonas frente a una piscina turquesa y un porche con inmejorables vistas para disfrutar de la exquisita cocina de temporada de su restaurante son solo algunos de los idílicos espacios que complementan este apacible hotel de tan solo 14 habitaciones.

Quinta de San Amaro

Entre los mejor valorados
Meaño
8.9 Excelente (383 Opiniones)