España

Dónde viajar en septiembre para despedir el verano a lo grande

¿Te has cogido unas vacaciones tardías y no sabes dónde viajar en septiembre? Si todavía tienes dudas sobre qué destino elegir, te proponemos los lugares en los que más ha bajado el precio de los hoteles

Septiembre es uno de los mejores meses para viajar. Todavía hace sol y calor, pero no es tan sofocante como en julio y agosto. Además, da igual si eliges playa, ciudad, campo o montaña: lo más probable es que no encuentres ningún lugar masificado, ni siquiera los más turísticos. Por eso te proponemos diez destinos donde viajar en septiembre, una selección con los lugares en los que más ha bajado el precio de los hoteles con respecto al año pasado. ¿A qué esperas?

10. El Rompido, un paraíso terrenal en la Costa de la Luz

Dunas, pinares y el Atlántico en todo su esplendor. Es lo que ofrece El Rompido, un pequeño pueblo de pescadores de Huelva que se ha convertido en el destino perfecto para los que buscan esa mágica combinación entre naturaleza virgen y tranquilidad. La estampa de las casas encaladas y las barcas amarradas en el puerto es tan imborrable como el sabor de las auténticas gambas de Huelva que se pueden degustar en los bares y restaurantes de la Plaza de las Sirenas.

Qué hacer en El Rompido:

  • Recorre las Marismas del Odiel hasta el mirador de la Laguna del Portil y podrás avistar algunas de las aves acuáticas que crían allí, como el ánade real o el martín pescador.
  • Si quieres visitar un lugar con historia y buenas vistas, el Castillo de los Zúñiga domina toda la población y el recorrido del río Piedras hasta su desembocadura en el mar.
  • Se pueden practicar todo tipo de deportes, sobre todo acuáticos, pero la zona destaca especialmente por sus excelentes campos y clubes de golf que rodean el Paraje Natural de Las Marismas del Río Piedra y Flecha de El Rompido.

Hoteles & Alquileres Vacacionales - El Rompido

127 Hoteles
Ver hoteles

9. Broto, un tesoro entre montañas en el pirineo aragonés

¿Imaginas un pueblo rodeado de glaciares, frondosos valles, saltos de agua y dividido por un caudaloso río en el corazón del pirineo aragonés? Ese lugar mágico es Broto, la puerta de entrada al majestuoso Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, uno de los más antiguos de España. El río Ara separa en dos un encantador municipio que es el punto de partida ideal para innumerables excursiones y aventuras en plena naturaleza.

Qué hacer en Broto:

  • Si eres un amante de los deportes de montaña, no puedes perderte la ruta por la vía ferrata de la cascada de Sorrosal. Sencillamente espectacular.
  • Las iglesias de la región son un variado muestrario de estilos, del prerrománico al gótico, que bien vale una visita a pueblos como Oto, Buesa o Sarvisé.
  • Desde Torla, muy cerca de Broto, salen los taxis 4×4 y los autobuses que te llevan a los miradores de Ordesa, donde disfrutarás de las vistas más espectaculares.

Hoteles & Alquileres Vacacionales - Broto

73 Hoteles
Ver hoteles

8. Los mil y un secretos de la ciudad amurallada de Ávila

Declarada ciudad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, Ávila tiene una de las murallas medievales mejor conservadas de toda Europa. El perímetro amurallado de más de dos kilómetros, originario del siglo XII, esconde en su interior el encanto particular de los pueblos castellanos y esa joya gastronómica que hará salivar a los más carnívoros: el chuletón de Ávila. Estamos ante una de las mejores opciones donde viajar en septiembre, una ciudad apacible y acogedora que invita a recorrer sus calles para descubrir todos sus secretos.

Qué hacer en Ávila:

  • En Ávila las tapas al pedir una consumición son gratuitas, así que existen pocos planes más redondos que hacer una ruta por los bares de la calle San Segundo o la Plaza del Mercado Chico.
  • Visita El Salvador, la primera catedral gótica de España, y podrás subir a la Casa del Campanero, en lo alto de la torre, para descubrir su oficio y divisar los tejados de la ciudad desde una perspectiva única.
  • En las afueras de la ciudad está ‘Los cuatro postes’, monumento religioso desde el que contemplar un atardecer inolvidable con la panorámica más completa y hermosa de Ávila.

Hoteles & Alquileres Vacacionales - Ávila

416 Hoteles
Ver hoteles

7. Cambrils, el mejor plan familiar para disfrutar de la Costa Dorada

Rodeado de montañas y con más de diez kilómetros de playas, Cambrils es uno de esos destinos perfectos si viajas en familia. La mayoría de los arenales de este oasis catalán están protegidos por espigones y cuentan con aguas tranquilas y poco profundas, además de todo tipo de servicios y una gran oferta de ocio y restauración. Recorre su larguísimo paseo marítimo y disfruta como nunca del Mediterráneo.

Qué hacer en Cambrils:

  • Es la capital gastronómica de la Costa Dorada, así que no puedes irte de allí sin probar su famoso suquet (caldereta de pescado) o los típicos fideos rossos. ¡Para chuparse los dedos!
  • Una visita imprescindible es el Parc Samà, un precioso jardín botánico de estilo romántico con palacetes modernistas y multitud de aves exóticas, reptiles y mamíferos.
  • Como la cercana Tarragona, Cambrils guarda numerosos restos y yacimientos arqueológicos de la época romana como la Villa Romana de La Llosa, situada frente al mar.

Hoteles & Alquileres Vacacionales - Cambrils

4125 Hoteles
Ver hoteles

6. Un precioso refugio en el corazón del Valle de Arán

Testigo de conquistas, batallas y numerosos acontecimientos históricos, Viella Mitg Arán conserva el encanto de la arquitectura popular del pirineo catalán y el carácter único que le aportan edificios como la Iglesia de San Miguel y su torre gótica. Un pueblo que parece de cuento, con el río Nere reclamando su protagonismo y rodeado por un manto verde, que sirve como punto de partida ideal para que los amantes de la naturaleza conozcan a fondo los bosques, lagos y montañas de este impresionante paraje.

Qué hacer en Viella Mitg Arán

  • Viella no es muy grande, así que puedes aprovechar tu escapada para conocer otros pueblos cercanos como Les, Bossost o Bausen, que conservan intacta la magia del pasado.
  • Una ruta guiada por el Parque Nacional de Aigües Tortes i Estany de San Maurici es la mejor manera de conocer todos sus tesoros naturales.
  • Si te gustan los deportes de aventura y de alta montaña, Viella es tu destino. ¡Y no sólo eso! También podrás practicar patinaje sobre hielo en el Palacio de Hielo.

Hoteles & Alquileres Vacacionales - Viella Mitg Arán

295 Hoteles
Ver hoteles

5. Un soleado rincón de la costa barcelonesa

Calella, a una hora en coche desde Barcelona, te espera con sus aguas de un azul profundo, tres deslumbrantes playas y un casco histórico repleto de sorpresas. Tras un buen chapuzón en el Mediterráneo, nada mejor que pasear por la calle de la Iglesia, con tiendas y restaurantes para todos los gustos. Callejeando, podrás jugar a descubrir todos los murales pintados, auténticas obras maestras de arte urbano, o acercarte a las casas modernistas, testigos de su época de esplendor.

Qué hacer en Calella:

  • El faro y Las Torretas son dos de las mayores señas de identidad de Calella, perfectos miradores para contemplar el pueblo y el mar.
  • Si te cansas del sol y playa, el Parque Dalmau ofrece sus sombrías arboledas y sus zonas de juegos infantiles para aprovechar las tardes en familia.
  • La cercanía de Sant Pol de Mar permite dar un agradable paseo por la costa hasta llegar allí y disfrutar de unas vistas espectaculares desde lo alto de la iglesia de Sant Pau.

Hoteles & Alquileres Vacacionales - Calella

783 Hoteles
Ver hoteles

4. ¿Dónde viajar en septiembre? Con Arona acertarás seguro

Al sur de Tenerife, Arona tiene tantos atractivos que es difícil resumirlos: una veintena de playas y calas de piedras, arena blanca o arena negra de origen volcánico, pueblos marineros como Los Cristianos, imanes turísticos como Playa de Las Américas o zonas más tranquilas para los que buscan relax, como la playa de Las Galletas y Costa del Silencio… Los que prefieren conocer el auténtico ambiente canario también pueden descubrir Arona rural, unos kilómetros tierra adentro, ideal para degustar la gastronomía tinerfeña.

Qué hacer en Arona:

  • Dos excursiones imprescindibles: el Parque Natural del Teide y la ruta del Barranco del Infierno, memorables recorridos para los más aventureros.
  • Los parques acuáticos y de atracciones son uno de los puntos fuertes de la costa sur de Tenerife, con una oferta variada para todo tipo de público
  • Calderones, delfines, ballenas azules, orcas… los cetáceos pueden verse desde la misma costa de Arona, pero lo mejor es contratar una salida en barco para contemplarlos en todo su esplendor.

Hoteles & Alquileres Vacacionales - Calella

783 Hoteles
Ver hoteles

3. Finestrat, el balcón con vistas al Mediterráneo

El dilema a la hora de buscar destino vacacional suele ser elegir entre mar y montaña. ¿Y por qué no las dos? Finestrat ofrece el espectáculo natural del Puig Campana, un macizo de más de 1.400 metros, y la atracción turística de su zona costera. A medio camino entre Benidorm y Villajoyosa, este singular enclave de la Costa Blanca te cautivará con sus casas colgadas de la montaña y una playa urbana de marcado sabor mediterráneo.

Qué hacer en Finestrat:

  • No queda rastro del antiguo castillo árabe que dominaba el pueblo desde las alturas, pero sobre sus cimientos se ha construido el pintoresco recinto conocido como el Castell, con unas vistas inmejorables del pueblo y su entorno.
  • Desde la histórica Font del Molí y sus 15 caños parte un sendero que te permitirá ascender hasta la cima del imponente Puig Campana.
  • Muy cerca de Finestrat se encuentran Terra Mítica y Terra Natura, parques temáticos que harán las delicias de los niños… y los no tan niños.

Hoteles & Alquileres Vacacionales - Finestrat

645 Hoteles
Ver hoteles

2. La Escala, la joya de la Costa Brava

Primero los griegos y después los romanos quedaron prendidos de La Escala… y no es de extrañar. Su presencia, todavía visible en lugares como las ruinas griegas de Empúries, se debía principalmente al comercio, pero también fueron seducidos por las hermosas calas de aguas tranquilas y un paisaje cautivador. Las calles principales del casco antiguo conducen hasta el mar, el origen de otro de los tesoros naturales del lugar: sus exquisitas anchoas. ¡Si tienen hasta su propio museo!

Qué hacer en La Escala:

  • Caminando por el paseo de Empúries, pasadas las ruinas griegas llegarás a las estrechas calles empedradas del pueblo medieval de Sant Martí. Tendrás la sensación haber viajado en el tiempo.
  • La Escala es un lugar ideal para la práctica del submarinismo. Además de la riqueza de su fauna y flora marinas, muy cerca de la costa están los restos arqueológicos del antiguo puerto, preciosas cuevas y barcos hundidos.
  • Está a 20 minutos en coche de Figueres, que además de su casco histórico cuenta con el Teatro-Museo Dalí. Una experiencia irrepetible.

Hoteles & Alquileres Vacacionales - La Escala

3360 Hoteles
Ver hoteles

1. Belleza y tradición en el más bonito de los pueblos blancos de Andalucía

En cualquier lista de los pueblos más bonitos de España, Grazalema siempre ocupa un puesto de honor. La joya interior de la provincia de Cádiz, situada en plena Sierra de Grazalema, lo tiene todo: el intrincado trazado urbano de casas encaladas y balcones llenos de geranios y buganvillas, un maravilloso entorno natural de bosques y saltos de agua por explorar y una riquísima artesanía tradicional. ¿Se puede pedir más?

Qué hacer en Grazalema:

  • Recorrer la ruta de los pueblos blancos, todo un festín para los sentidos a través de poblaciones como Ubrique, Benamahoma o Zahara de la Sierra.
  • Las innumerables rutas senderistas, en bici o incluso a caballo por la Sierra te permitirán conocer sitios tan impresionantes como la Garganta Verde o el frondoso pinsapar, un bosque rodeado de macizos rocosos.
  • Los grandes desniveles del pueblo, además de sufridas cuestas, proporcionan miradores ideales para disfrutar de un atardecer inolvidable.

Hoteles & Alquileres Vacacionales - Grazalema

224 Hoteles
Ver hoteles