España

Cinco casas rurales en Galicia para todas las estaciones

Si asocias estas tierras a la lluvia es que no has estado lo suficiente. Sus pinceladas de verde profundo te acompañarán siempre, nadando en sus rías, caminando bajo árboles, comiendo sin pausa, y viviendo estas cinco casas rurales en Galicia como un sueño hecho realidad.

Déjalo todo y vente a Galicia. Tan lejos, tan cerca, tan amada. Es una de nuestras joyas absolutas, en vacaciones, de viaje cultural, y desde luego que para disfrutar de la naturaleza. Por eso tiene más de un millar de casas rurales que he limitado a cinco favoritas que te lo darán todo: playa, desconexión, fantasía, actividades y bienestar. Repartidas por toda su geografía, sólo tienes que escoger lo que más te apetece o mejor aún: visitarlas todas en una sólo viaje. Cuando vuelvas a casa, entenderás de qué va la morriña.

Una inolvidable casa palacio y su piscina con cascada

Nada como Torre Do Río, este hotel construido en 1750, para romper moldes sobre alojamientos rurales. Modernizado y cuidado para el siglo XXI, esta joya logra año tras año permanecer como favorita entre las casas rurales en Galicia ofreciendo naturaleza, descanso y elegancia. Tiene 10 habitaciones, amplias y flexibles para incorporar camas o cunas extras. El ambiente es clásico, tradicional y muy privado, como todo lo que rodea Caldas de Reis, un municipio pontevedrés que esconde sus diez mil almas entre casas tradicionales bien conservadas, bosques, piscinas naturales y toda una red de actividades para matar el aburrimiento.

Santiago de Compostela está a 40 minutos en coche, y si vienes en avión hay ofertas de vuelos todo el año. Caldas está en uno de los tramos del Camino de Santiago, pero los peregrinos suelen quedarse en el centro de pueblo. En Torre do Río puedes aislarte todo lo que quieras, o utilizarla como base para muchos viajes cortos. Incluso en temporada alta, hay espacio para todos y sin agobios.

Lo mejor: la piscina natural con cascada y agua bien fría. Pasar una parte de la jornada con el sonido relajante de sus aguas es, para los amantes de la lectura con baño, una de mis recomendaciones para este lugar tan novelesco.

Torre do Río

Caldas de Reyes
9.3 Excelente (92 Opiniones)

Para familias ágiles y activas

De nuevo, rompiendo moldes sobre las casas rurales en Galicia. Cabañas de Lires lleva 15 años en activo y siguen como el primer día. Ofreciendo un concepto ágil de comodidad, sentido práctico y descanso, porque sus cabañas son ideales para familias pequeñas que no quieren parar mucho en el alojamiento. Sus creadores son amantes de la naturaleza y los animales, así que las mascotas son bienvenidas. Pero además querían contagiarnos (con éxito) del amor por su aldea natal, Lires, y la incomparable Costa de la Muerte. Y precisamente la búsqueda de lo auténtico ha conservado su tamaño original de tres únicas cabañas para alojarse. Pero esto no es un camping, y tienen todo lo necesario en sus 40 metros cuadrados de estancia por cabaña. Sin contar el porche y el jardín a la puerta. Además, si venimos en época de calorcito hay varias playas estupendas a muy poca distancia de coche.

Lo mejor: también tiene piscina de temporada, pero el detalle para los niños es su granjita con ponis, conejos y cerdos. Ideal para pequeños de gran ciudad que nunca ven a estos animales.

Cabañas de Lires

Cee
9.1 Excelente (32 Opiniones)

Para dormir en un pazo de verdad

Los pazos eran las tradicionales casas señoriales gallegas del campo, y Pazo Barbeirón Slow remonta a 1740, cuando esta comarca de Trives (Orense) era uno de los lugares favoritos para el veraneo de la nobleza gallega local. Fue remodelado en 2008 y ha incorporado todos los elementos de éxito de un alojamiento familiar de primera: estilo y decoraciones de campo, madera y piedra en todos los rincones, espacios comunes agradables y detalles románticos de relax como el jacuzzi. Algunas de las habitaciones tienen unas vistas al campo muy relajantes. Todo pensado para no moverse mucho porque además el pazo está en una finca privada de 400 hectáreas.

Lo mejor: compartir mesa en el comedor común, a ritmo lento como los anfitriones te recomendarán, y no dejar de hacer sobremesa en la galería mirador.

Pazo Barbeirón Slow

Entre los mejor valorados
Puebla de Trives
8.5 Excelente (13 Opiniones)

Disfrutando una de las mejores casas rurales en Galicia

La Casa Rural Piñeiro sigue siendo una de las favoritas en toda Galicia, y lo es porque da lo que promete. Tranquilidad, la campiña maravillosa de Monfero, unas habitaciones llenas de encanto con vigas, piedra, maderas y los servicios de un hotelito familiar de nuestro tiempo. Su enorme jardín es ideal para estirar las piernas cuando estamos perezosos para mucho más. Y al tratarse de un alojamiento rural hay opción de buenas rutas de senderismo, sobre todo porque está en el Parque Natural de las Fragas del Eume (La Coruña).

Lo mejor: si hace un día malo de verano, o venimos en temporada más fría, nos espera el bienamado clásico fuego de chimenea en el salón de la casa.

Casa Rural Piñeiro

Monfero
8.7 Excelente (15 Opiniones)

Bienvenidos a la desconexión total

La Casa Róan es tu hogar, si lo que buscas es esconderte en un lugar apacible y auténtico, en Lodoso (Lugo). Incluso si estás haciendo el Camino de Santiago, porque les gusta cuidar a los peregrinos con descuentos especiales. Aquí uno tiene la impresión de ser recibido por unos parientes lejanos encantados de volver a verte. La comida es casera de verdad, con énfasis en los productos locales, y el ambiente es tranquilo, amable y respetuoso. Sin prisas, y con mucha pausa. Probablemente el mejor ejemplo de hospitalidad y alma gallegas.

Lo mejor: siempre están dispuestos a ir a recogerte, mucho más si vienes haciendo el Camino de Santiago, como haría un buen familiar.

Casa Róan

Entre los mejor valorados
Monterroso
8.7 Excelente (21 Opiniones)