Cultural

5 razones para amar la cultura celta

By , 17 de March de 2014

Las naciones celtas son aquellos territorios que han mantenido a lo largo de los siglos sus raíces culturales celtas y conservan en particular el uso de la lengua celta. Una cultura enigmática, en parte debido a que sus tradiciones fueron transmitidas de manera oral y a que los pocos textos que nos han llegado, procedían de pueblos enemigos que describían a los celtas como bárbaros.

Recopilamos lo más característico de esta cultura, de Irlanda hasta España, pasando por Escocia, la Isla de Man, Gales, Cornualles, Bretaña; para que ames la cultura celta más allá de San Patricio.

Mitología

Parte de las leyendas celtas, irónicamente, son conocidas a través de fuentes romanas y arqueológicas más que por fuentes mitológicas escritas por los propios celtas. Tenían más de 300 deidades aunque eran los dioses locales o tribales los más adorados. Entre las leyendas más conocidas están la de Tristán e Isolda, que sirvió de inspiración a artistas como Wagner y Dalí; la historia de Cessair y Fintan, con influencias cristianas; o la de San Patricio y los leprechauns: unos elfos que habitan en Irlanda y se pasan la mayor parte del tiempo fabricando zapatos y vigilando sus almacenes de oro. Son similares a los personajes de la mitología gallega, tranos, y asturiana, trasgus. En Irlanda hasta hay un museo dedicado a estos personajes.

cultura celta Estatua del dios celta Breogán en A Coruña.

Estatua del dios celta Breogán en A Coruña.

Literatura

Muchos autores de los territorios celtas han tenido un gran peso en la literatura mundial como James Joyce (Dublineses, Ulises), Walter Scott (Ivanhoe), Arthur Conan Doyle (las historias de Sherlock Holmes), Oscar Wilde (El retrato de Dorian Gray, El fantasma de Canterville), Robert L. Stevenson (El extraño caso del doctor Jekyll y mr. Hyde, La isla del tesoro), Ken Follet (Los pilares de la Tierra) o Irvine Welsh (Trainspotting). Obras llenas de misterios, viajes y algún que otro guiño a esta singular cultura, como los fantasmas y los castillos, que en estos territorios crecían como champiñones. Por supuesto no nos podemos olvidar de los galos más internacionales, Astérix y Obélix, habitantes de la última aldea celta de la Galia que no ha sido conquistada por Julio César. En las tiras se amontonan las referencias al estilo de vida de los antiguos celtas que se puede revivir en el parque temático Parc Astérix.

cultura celta Monumento a Walter Scott en Edimburgo.

Monumento a Walter Scott en Edimburgo.

Fiestas

San Patricio, Samhain (Halloween) o la Fiesta de Beltane son quizás las celebraciones de origen celta más extendidas por el mundo. Sin embargo, al margen de estas grandes celebraciones hay multitud de eventos que no perderse como los ceilidhs, un encuentro social de donde se baila el step dancing al son de instrumentos tradicionales, y los festivales de música celta, como el de Ortiguiera o el Intercéltico de Avilés, en España. Los pubs son otros de los lugares de reunión por excelencia de estos territorios, sobre todo en Escocia e Irlanda. Aunque en bares no nos ganan, los pubs siempre son un lugar ideal para hablar, beber y pasar el tiempo, mientras un grupo de música ameniza la tarde. Algunos de los pubs más emblemáticos son The Temple Bar en Dublín, y The Last Drop, en Escocia.

cultura celta The Temple Bar en Dublín.

The Temple Bar en Dublín.

Gastronomía

La cocina constituye una pieza clave en la cultura de cualquier pueblo, en el celta, la caza y la ganadería fueron el centro de su gastronomía. Su técnica culinaria predilecta era la cocción que combinaban en un pote. Entre el recetario celta destaca el caldo gallego, las chuletas con castañas escocesas o los Cornish pastries (empanadillas de Cornualles). Mientras, la bebida por excelencia de estos territorios es la cerveza, seguida por el whiskey y la sidra. Por eso, no es de extrañar que la marca de cerveza Guinness, que tiene un museo oficial en Dublín, haya llegado a representar toda una nación.

cultura celta Cornish pastries (empanadas de Cornualles).

Cornish pastries (empanadas de Cornualles).

Arte

El legado artístico celta lo encontramos en prácticamente todas las zonas donde se asentaron. Lo encontramos plasmado tanto en orfebrería, manuscritos y monumentos. En el periodo medieval, el arte celta alcanza sus mejores obras especialmente en el campo de la caligrafía ornamental, como se demuestra en el famoso Libro de Kells. Como símbolo de autoexpresión e identificación, además de utilizarse como amuletos, se hicieron populares las espirales celtas que encontramos grabados en piedras y objetos de bronce. En España su construcción más característica son los castros, poblados en las cimas de los montes, como el de Baroña (A Coruña) y los verracos, como los Toros de Guisando (Ávila).

cultura celta mmartinvicente2

Toros de Guisando (Ávila).